Juego de Versiones (I)

Asistes al alumbramiento de una nueva sección (amenazo con alguna más) en la que quiero presentarte una especie de juego en el que mostrar una canción original y alguna versión extraña que merezca la pena despertar. Un homenaje quizás a viejos y nuevos tiempos, a grandes leyendas de la música y otros que quisieron serlo, porque ¿quién no ha soñado con hacer una versión de algún tema que nos gusta hasta las entrañas?

Quiero que participes en el juego, así que si conoces alguna versión que te gusta te animo a que me indiques ambas canciones y estaré encantado de publicar una entrada subrayando que es tuya.

Hoy es sábado y a pesar de las muchas desgracias que resquebrajan el planeta siento el empuje que este día transmite. He despertado con pensamientos del ayer y me han venido a la cabeza aquellos días en los que nuestra única meta en la vida era salir de marcha un sábado noche. ¿Qué daríamos por ser de nuevo una “Dancing Queen” de 17 años? He despertado tarareando esta canción y con ella comienza el Juego de Versiones.

 

La Original

Dancing Queen”, Abba

Me declaro adorador de este grupo, aunque en mis listas de canciones no suela estar. Pero creo que a muchos nos ocurre que cuando escuchamos una canción de Abba se nos ponen las orejillas para arriba como a un perrito, y tanto las piernas como el “tarareo” adquieren vida propia, jejeje.

Hace muchos años pude ver un documental fantástico (en la 2 a las tantas de la mañana)  sobre el grupo, no lo he conseguido encontrar posteriormente (si lo hago lo publicaré). Tienen una historia más dura y triste de lo que parece, ya que fueron de los primeros fenómenos mundiales de masas. Imagino que es duro asimilar ese éxito desmedido y vivir en una burbuja falsa de vida, que en cualquier momento puede estallar.

La versión

Dancing Queen”, The Sunday Drivers

No se como descubrí a este grupo de origen Toledano pero hubo una época en el que me flipaba. Fue de los primeros discos que compré (ya con economía independiente) y les pude ver en directo. Recuerdo además que la segunda vez que tenía un concierto a tiro (ya muy fan) justo me fastidié la rodilla y finalmente no pude. Aquello fue la antesala del fin de algunas cosas en mi vida, pero siempre nacen otras nuevas vidas cuando perdemos piel al mudar. El grupo se separó poco después y (por ahora) pasó a la historia. Ahora les estoy escuchando y me siguen encantando.

2 comentarios en “Juego de Versiones (I)

  1. ¡Muchas gracias por tu comentario, Nerea!
    Que bueno el haberte evocado recuerdos tan bonitos.

  2. Sin duda un muy buen gusto, aún recuerdo cuando mis padres me ponían en el coche a Abba y no dejaba de tararear todas las canciones (con 30 años que tengo las sigo tarareando). Pero sin duda la que me ha marcado, desde muy chiquitina (recuerdo a mis padres bailarlas en el salón como si de una discoteca se tratase) es a Boney M. “Daddy cool”, “Babylon”… (aunque para serte sincera, con quien se me erizaban los pelos era con Whitney Houston).
    Gracias por recordarme canciones de mi infancia (si, tengo 30 años, pero de los 80 son los mejores recuerdos que tengo en todos los niveles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *