(2) Las razones

De niño uno quiere saberlo todo. 

La vida es mucho mundo por descubrir, muchas dudas que disipar. Nos pasamos el día preguntando: ¿y eso qué es? ¿y eso por qué? (¡qué grandes los niños!)

Sorprende que pasados los años (resueltos muchos porqués) mantengamos la misma dinámica ante situaciones vitales que no pueden racionalizarse, cuantificarse. La primera y quizás la más importante sea ¿por qué vivir? ¿cómo abrir los ojos en este amanecer y poner mis pies en este maltrecho mundo con el espíritu doblegado?

Me lo he preguntado muchas veces, lo confieso. Y muchas veces no he encontrado razón alguna. Quizás lo más parecido a una conclusión a la que haya llegado es que no hagan falta razones, que se encuentran caminando.

En la discusión de estos y otros temas de lo divino y de lo humano me hallaba con ellas cuando –jans- vino al rescate y, casi de corrido, regurgitó el texto que puedes leer en la parte inferior.

Prácticamente en las mismas fechas (gracias amiga cinéfila) tuve el gran placer de ver el documental “Searching for Sugar Man”. Terminé de verlo atónito, perplejo, entre lágrimas. Maravillado por la vida de Sixto Rodríguez, un músico que me parece extraordinario. La vida a veces no sigue una línea recta, es un complejo entramado que en muchas ocasiones tiene gratas sorpresas. No quiero desvelar nada de la historia por si decides verla, simplemente diré que me parece una maravillosa fábula de cómo siempre hay que vivir y las razones llegan. Para mayor sorpresa la fantástica canción de Rodríguez, “Cause” ponía el broche perfecto a esos días de pensamientos trascendentales. Es una de esas canciones que me hace estremecer, se me humedecen los ojos, no puedo evitarlo.

Por todo ello quería hablarte de la vida, de esa maravillosa canción, de ese maravilloso artista, de ese fantástico documental ganador del Oscar en 2012, de cómo rodearnos de gente que aporta, de que “poner oreja-abrir manos-regalar sonrisas” sea quizás el mejor de los secretos.

Este post está dedicado a ELLAS, que hicieron de musa, y a esa AMIGA CINÉFILA que me recomendó el documental.

Y a cualquier persona que a veces no encuentre razón para seguir. Si es así, el texto es para ti.

.jans.


“Innecesarios Porqués”

 

Porque un día, en aquel instante, nací sin tener siquiera un motivo.

Porque a pesar de aparecer sin nada, les tuve a ellos, les tengo a ellos, les tendré siempre.

Porque ellos lo intentaron desde el principio, con heredada y maravillosa tozudez, siguiendo pasos pretéritos.

Porque tanta sangre, lágrimas, esfuerzo, segundos oscuros y otros brillantes nos han traído hasta aquí a los que ahora respiramos.

Porque respeto, agradeciendo o perdonando, a todos los que habitaron antes de mi llegada, hicieran lo que hicieran.

Porque somos el fruto dulce o amargo de su cosecha, y al menos reconozco que sembraron.

Porque fue duro caminar sin instrucciones, sortear trampas, recoger flores, aprender a rozar labios, conseguir rozar almas.

Porque me equivoqué aquella vez, me equivoqué tantas veces que mi ábaco perdió la cuenta.

Porque todos aquellos desaciertos son parte de lo que soy, quizás fueran necesarios, quizás su dimensión es inferior a la que creo; quizás no fueran tales.

Porque la claridad y la luz van llegando dosificadas, en la vivencia y la caída.

Porque hoy se han abierto de nuevo mis ojos y mis pulmones mantienen la fábrica productiva.

Porque el número de personas en el universo para las que importo es siempre mayor o igual que uno, en ningún caso inferior a uno.

Porque uno es un gran número.

Porque ese uno que me mira en el espejo, como espectador de museo evaluando una obra de arte, ha pagado su entrada; se merece respeto y respuestas.

Porque existes y es maravilloso que existas, tú que haces brotar sonrisas con solo pensarte.

Porque siempre, siempre hay alguien que hace brotar sonrisas, siempre; porque “guan lof guan laif”.

Porque hoy tengo la firme misión de cuidarte, de hacerte sentir importante, vital, estar para ti; estar de verdad.

Porque respetándote tal cual, queriéndote gratis de forma libre, yo soy más y el universo es más.

Porque millones de partículas que conforman mi ser, millones de ideas, pensamientos y emociones no pueden quedarse en el vacío.

Porque todo ese conjunto tiene que brillar, es necesario para el cosmos que aunemos brillos que provoquen un nuevo “Big Bang”.

Porque millones de portadores de partículas nacerán y su legado será el que tu y yo dejemos.

Porque sí, porque soy, porque seré.

Porque sí, porque eres, porque serás.

Porque tú, que lees estas palabras, y yo, que hablo para mis adentros, nos merecemos vivir.

Porque HOY VAMOS A VIVIR.

 

.jans.


Documental: “Searching for Sugar Man” (Suecia, 2012) . Dirigido por Malik Bendjelloul.

Canción: “Cause“, Sixto Rodríguez (1971, del album Coming from reality)